Blog

16 Mar

VIVIR EN ACCOUNTABILITY: APRENDIENDO A DECIR “NO”

VIVIR EN ACCOUNTABILITY:  APRENDIENDO A DECIR “NO”

La decisión de ser una persona “accountable” y vivir una vida de “Accountability” involucra ciertos compromisos con uno mismo que tienen que ver con pensamiento, actitudes y comportamientos diarios. Cumplir estos compromisos, que suelen representar un cambio significativo respecto a hábitos inconscientes que se han vivido por toda una vida, para nada es fácil.

Sin embargo, en el mediano y largo plazo, ser accountable nos conduce a mejores resultados tangibles (económicos, materiales) y personales (bienestar, salud, equilibrio, relaciones), en todas las dimensiones de nuestra vida.

Uno de los impedimentos más severos que tenemos para vivir en Accountability, es la dificultad que tenemos para decir “NO” a compromisos que nos plantean otras personas, tanto a nivel labora como profesional y familiar, cuando sabemos de antemano que no vamos a poder cumplir ese compromiso en tiempo y forma, tal cual lo estamos aceptando.

Ante estos compromisos, solemos estar conscientes de que vamos a quedar mal, sin embargo, preferimos -por condicionamientos culturales, sociales o emocionales muy profundos- ignorar esa “alerta interna” y preferimos decir “sí, yo lo haré”, “sí, mi equipo de trabajo lo hará”. Al tomar compromisos sabiendo que no los vamos a cumplir, nos veremos irremediablemente en la vergonzosa situación de quedar mal, en lo individual o como equipo.

Esto de quedar mal, al parecer, no es gran problema para mucha gente. Total, llegado el momento -con la mano en la cintura- recurriremos a otro vicio culturalmente aceptado, que es poner excusas, justificaciones, culpar a otros de nuestro incumplimiento o simplemente negar el compromiso que tomé, aludiendo que “no me quedó claro” “no supe para cuándo era” o “no sabía que yo era el responsable”

En un mundo de Accountability, al aceptar un compromiso ponemos en juego nuestro nombre, nuestra palabra y nuestra reputación. Y cuando incumplimos, lastimamos esos elementos tan importantes para la honra y la identidad personal.

Sin embargo, cuando estamos inmersos en sociedades en donde lo que menos existe es Accountability, donde -con pocas excepciones- el gobierno y las figuras públicas lo que hacen todos los días es justificarse y culpar a los demás por los errores o latrocinios que cometen, donde los líderes dan un pésimo ejemplo en valores y disciplina, y donde las excusas y pretextos son parte de nuestra nuestra identidad cultural a través de toda la vida, ¿qué podemos esperar?

Sería ilógico que nuestra sociedad viva en Accountability, en semejante medio ambiente. Simplemente, no hay manera de que las personas desarrollen hábitos de pensamiento y comportamiento diferentes a la sociedad en la que viven inmersos.

Habrá excepciones, generadas por educación en mucho énfasis en valores, honor y disciplina que se ha recibido en la familia, o porque tuvimos la fortuna de relacionarnos con amistades, mentores u opciones educativas que nos han ayudado a pensar diferente. O, incluso, porque las empresas en las que hemos trabajado nos han ofrecido oportunidades de formación y un contexto cultural positivo e impactante nuestra propia manera de pensar y de vivir.

El NO de Accountability, un NO con alternativa

El NO de Accountability, no es un “¡no, y vete a la fregada!” es más bien un “porque te quiero, porque me importa que obtengas lo que necesitas, te tengo que decir que no”.

Aceptar un compromiso que alguien me propone, sabiendo que no lo voy a poder cumplir, es la peor ofensa al Accountability, a la confianza de esa persona y a tu propia reputación.

Paso a paso del NO de Accountability, un NO con alternativa:

-Escuchar y explorar la oportunidad completamente. Para comprender claramente de lo que se trata el requerimiento, con el propósito de ayudar…

…Explícame mejor, para qué lo necesitas, qué has hecho hasta ahora…

-Explicar lo que tú puedes y estás dispuesto a hacer (dar tu NO con alternativa) …

…No puedo estar presente, pero mándame la minuta y yo la veré con atención…

…No puedo para el lunes, sí puedo para el miércoles…

…No te lo puedo aceptar de esta manera, hasta que lo traigas de manera SMART…

-Pensar y sugerir alternativas para resolver el problema (si te piden a ti que lo hagas, es que tú eres el experto) …

…En base a mi expertise te sugiero que… o te puedo colaborar con…

…En el otro proyecto NNN, ya avanzamos en algunas cosas que te pueden servir…

-Crear un nuevo acuerdo si es necesario, y dejarlo SMART.

…Ok, entonces te envío mi apoyo

…Entonces nos vemos el miércoles…

…De acuerdo, mándame la minuta de la junta y yo la reviso…

-Muéstrate siempre disponible para ayudar cuando tengas oportunidad y capacidad de hacerlo. Siempre esfuérzate en construir tu reputación de persona accountable.

 

¿Qué acciones tomarás en tu negocio y en tu vida, en este sentido?

Comentarios e Información:

josevillacis@actioncoach.com www.coachpepevillacis.com  

Cel. (442) 263 3009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×


Cotice Aquí