Blog

14 Nov

TALENTOS DE UN LÍDER EFECTIVO

TALENTOS DE UN LÍDER EFECTIVO

El liderazgo es el conjunto de habilidades gerenciales o directivas que un individuo tiene para influir en la forma de ser de las personas o en un grupo de personas determinado, haciendo que este equipo trabaje con entusiasmo, en el logro de metas y objetivos.

También se entiende como la capacidad de tomar la iniciativa, gestionar, convocar, promover, incentivar, motivar y evaluar a un grupo o equipo. En la administración de empresas el liderazgo es el ejercicio de la actividad ejecutiva en un proyecto, de forma eficaz y eficiente, sea éste personal, gerencial o institucional (dentro del proceso administrativo de la organización).

El autor Richard L. Daft, en su libro La experiencia del liderazgo, define el liderazgo como: La relación de influencia que ocurre entre los líderes y sus seguidores, mediante la cual las dos partes pretenden llegar a cambios y resultados reales que reflejen los propósitos que comparten. Los elementos básicos de esta definición son: líder, influencia, intención, responsabilidad, cambio, propósito compartido y seguidores.

John Maxwell, autor de gran renombre en el tema del liderazgo, dice que todo recae en el liderazgo. Según el sitio web businesslink.gov, un liderazgo eficaz es el factor más importante que debe tener una empresa exitosa. Un buen liderazgo implica una visión clara, muestra integridad y es capaz de dirigir con eficacia a la gente. Un buen liderazgo implica ciertos atributos y cualidades para lograr equipos productivos, sistemas eficientes y una positiva cultura corporativa.

Definición

Un líder efectivo es alguien que tiene influencia sobre un grupo de personas. Puede ser un ejecutivo, una estrella de pop o un empleado que tiene la capacidad de influir en los pensamientos, sentimientos y creencias de sus compañeros de trabajo. Un líder efectivo no necesita un título para ser considerado como uno. Él simplemente tiene influencia.

Cualidades

Las cualidades de todo buen líder efectivo son la integridad y dedicación; saber dar crédito cuando se requiere, estar en contacto con el espíritu humano, ser transparente, imparcial, firme y tener sentido del humor. La integridad es la capacidad que una persona tiene cuando dice lo que va a hacer y lo hace, sabe mantener la honestidad personal y pública. Un buen líder no se apropia del crédito que resulta del esfuerzo del trabajo duro de otras personas. Un buen líder comprende la espiritualidad de los individuos y atiende las necesidades emocionales, físicas y mentales. Lo que hace a un buen líder es ser asertivo, mantener una mente abierta, ser honesto y capaz de manejar situaciones difíciles con sentido del humor.

Conductas

Los líderes saben escuchar, motivar, delegar y proponer una visión. Escuchar eficazmente es un aspecto muy importante de la conducta que los buenos líderes deben poner en práctica. La capacidad de escucha puede mejorarse mediante la práctica y la educación. Un líder efectivo motiva a los jóvenes a trabajar duro y los inspira a ser más productivos. Así, otra característica de la conducta de un buen liderazgo es saber delegar tareas y metas a las personas que pueden llevarlas a cabo. Por último, el liderazgo eficaz consiste en saber proporcionar una visión clara y comprensiva de las cosas.

Entrenamiento

Los buenos líderes se mantienen en constante capacitación mediante el desarrollo personal. Los buenos líderes se involucran en grupos de rendición de cuentas, asisten a conferencias de liderazgo y leen libros que fortalecen sus habilidades para dirigir. Ellos se motivan a sí mismos, y constantemente asumen una responsabilidad personal, se educan para mejorar su capacidad de liderazgo personal y profesional.

Honestidad

La gente ya no sigue al líder simplemente porque el jefe está en una posición de autoridad. El rasgo de ser un líder honesto no significa la imposibilidad de mentir, sino la habilidad de ser honestos acerca de la imperfección humana y de los pasos y las medidas adoptadas para corregir errores o equivocaciones y avanzar desde allí. Ser capaz de reconocer un juicio equivocado o que se intentó hacer algo que no funcionó es una cualidad de alguien honesto, y se espera que los líderes reflexionen sobre estas cuestiones y redirijan en lugar de tratar de encubrir y ocultar.

Con visión de futuro o “visionario”

Un líder con visión de futuro, también conocido como un visionario, siempre está pensando en términos de avanzar. Nada en la vida es tan perfecto que no necesite ser redefinido o refinado o pellizcado; un líder con el pensamiento conceptual general siempre se está moviendo en la dirección de la eficiencia y el progreso hacia adelante.

Competente / Confidente

Un líder efectivo o seguro no necesita ser un experto en todos los temas involucrados con la organización para la que trabaja. La idea detrás de la competencia es tomar el crédito y darlo donde es debido. Un líder competente no es nunca el que hace las cosas solo, sino el que se hace cargo, pero también delega la responsabilidad a los demás para alcanzar los objetivos. Una vez que esos objetivos se cumplen, va a felicitar a los que lo hicieron posible. La confianza puede depender de la arrogancia, pero un líder competente entiende cómo equilibrar todo. Cumplir la meta prevista habla por sí mismo.

Inspirador

Un líder inspirador es un líder carismático. El carisma no es algo que se puede enseñar. En términos espirituales, es visto como un regalo o una cualidad interior (dispensa) que es un corte por encima del tipo habitual o normal de la personalidad. En el mundo de los negocios, el carisma es visto como una virtud, una inusual capacidad para dirigir a otros a lugares donde de lo contrario no se aventurarían.

Inteligente

Los líderes inteligentes son estudiantes de por vida. Ellos no terminan cuando se gradúan de la escuela secundaria o la universidad, ya que ven la graduación como sólo el comienzo de su viaje hacia el intelecto. La inteligencia no se mide sólo por tener una educación formal, sino también por tener la sabiduría, la perspicacia y la comprensión en cuanto a la forma en que funciona el mundo en general. Por ejemplo, una persona intelectual es aquella que puede tomar los principios básicos aprendidos y aplicarlos a situaciones cotidianas y circunstancias, ya sea en situaciones promedio o fuera de la norma.

Desarrollo del Liderazgo por medio del Coaching Ejecutivo

Para que un líder mejore sus habilidades debe participar en evaluaciones de liderazgo, que un coach ejecutivo profesional realiza, ya que él lo evaluará en relación con sus objetivos, rendimiento y eficacia; identificará sus áreas de fortaleza y debilidades, además le proporcionará un plan de acción para mejorar.

El Coaching Ejecutivo es una herramienta de desarrollo de Ejecutivos, Gerentes y Supervisores que proporciona información, conocimientos, habilidades, referencias, colaboración y asesoramiento personalizado para que cada directivo desarrolle y consolide habilidades gerenciales relevantes para el desempeño presente y futuro del propio individuo y de la organización.

El Coaching Ejecutivo  o a grupos pequeños de gerentes-, favorece el desarrollo organizacional al lograr que sus principales colaboradores lleguen a ser ejecutivos productivos y generadores de negocios. La idea es que un Coach (entrenador) sepa corregir los defectos de un profesional y potenciar sus cualidades con el fin de esta persona sea la idónea para rendir bien en tareas más complejas que las que cumplía o desempeñarse mejor en sus responsabilidades presentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡COTICE AQUI!

Seleccione un Curso


×


Cotice Aquí