Blog

2 Ene

5 GENERACIONES EN EL TRABAJO: ¿CÓMO CONSTRUIR ARMONÍA Y EFECTIVIDAD?

5 GENERACIONES EN EL TRABAJO: ¿CÓMO CONSTRUIR ARMONÍA Y EFECTIVIDAD?

El manejo de un negocio o de cualquier organización no es nada fácil, y actualmente se ha complicado por la coexistencia de diferencias generacionales, que deben interactuar, trabajar como un equipo y lograr resultados. En verdad, esto se está convirtiendo en algo cada vez más crítico en el lugar de trabajo moderno. ¿Por qué?

¿Quién es quién?

En primer lugar, están los Baby Boomers, nacidos entre 1946 y 1964, que son competitivos y piensan las personas tienen que sacrificarse para crecer profesionalmente y lograr mejoras en su vida. Es probable que dediquen largas horas a su trabajo y que consideren que el tiempo dedicado a laborar es un indicador digno de reconocimiento.

La Generación X incluye a los nacidos entre 1965 y 1979, que son más escépticos y de mente independiente, se los percibe como un poco egoístas, se preocupan solamente por sí mismos.

Los miembros de la Generación Y nacieron en 1980 o después. Conocidos como Millenials, les gusta el trabajo en equipo, la retroalimentación y la tecnología.

Finalmente, y en menor numero, y se suman a la lista anterior los Tradicionalistas (nacidos antes de 1946), que se niegan a retirarse, y los de la Generación Z – nacidos desde el 2000 – que viven quirúrgicamente unidos a un teléfono celular.

¿Por qué es importante – ahora?

Siempre han existido varias generaciones en el trabajo en cualquier entorno profesional, o industrial, público o privado. ¿Por qué el alboroto ahora? ¿No estamos haciendo una montaña de un grano de arena? No, ahora las cosas son más difíciles.

La diferencia es la tecnología, y la forma en que ha reconectado nuestro cerebro. Millennials y el Gen Z han crecido con la tecnología de una manera que ninguna otra generación anterior lo hizo. Todo el resto de nosotros hemos adoptado la tecnología más tarde en la vida y adaptado nuestro comportamiento para regular su impacto en nuestras vidas profesionales y personales. La tecnología cambió la forma de trabajar. Pero para los jóvenes no se produce un cambio; es todo lo que han conocido. Y la tecnología genera un pensamiento disruptivo muy profundo. Los Millennials no quieren encajar y acomodarse; los Millennials quieren cambiar las cosas.

Para los Millennials sentirse involucrados, comprometidos o con un alto nivel de “engagement” es vital. Sin Engagement, no hay manera de que los Millennials se sientan bien y de que sean productivos. Ellos quieren ser consultados / tomados en cuenta y sentir que realmente contribuyen al éxito de una organización. Ellos quieren trabajar para las empresas que toman su responsabilidad social muy serio. Ellos quieren información periódica sobre su desempeño, y quieren aprovechar la tecnología en el trabajo. Dan valor al entrenamiento y desarrollo de sus capacidades, incluyendo el aprendizaje entre pares y el Mentoring. Las estructuras jerárquicas convencionales son impopulares con los Millennials (y por lo tanto también con los de la Generación Z).

¿Cómo manejar esta complejidad?

Entrenar a sus líderes (gerentes y supervisores). Tienen que ser capaces no solamente de reconocer las diferencias generacionales, sino también de detectar la diferencia entre un rasgo generacional y un estilo de comportamiento o comunicación individual. Y saber qué hacer en cada caso. Es demasiado fácil estereotipar (y despedir) a alguien cuando su comportamiento puede no tener que ver con su edad si no con su carácter.

Modelar y Fomentar el aprendizaje entre generaciones. Asegurar que los equipos se compongan de varios grupos de edad y hacen que sea fácil para ellos aprender el uno del otro. Este aprendizaje debe ser bidireccional. Los empleados más jóvenes necesitan la experiencia y los conocimientos de sus mayores; los trabajadores de edad tienen que estar abiertos a nuevas ideas y enfoques.

Considerar la introducción de opciones de trabajo modernos, como el teletrabajo y el trabajo a distancia. Esto va a encantar a los Millennials pero verá que los de la Generación X también apreciarán la flexibilidad (porque que pueden estar en una etapa de la vida donde están haciendo malabares para cuidar a sus nietos o a sus padres de edad avanzada). Demuestre que usted valora más los resultados que el ‘presentismo’ y todo el mundo se sentirá más empoderado. Opciones flexibles de trabajo pueden también permitir a los Baby Boomers, que se acercan la edad de jubilación, reducir la el ritmo de trabajo sin necesidad de dejar por completo de su vida laboral.

Aceptar que las personas aprenden de manera diferente. Los Baby Boomers pueden responder bien a un PowerPoint mientras que los empleados más jóvenes pueden rechazarlo en favor del aprendizaje más interactivo, basado en la tecnología y aplicaciones.

Involucrar a todos. Esto no es fácil. Las áreas de Comunicación Interna y Recursos Humanos tienen un trabajo importante que hacer. Asegúrese de que todo el personal disfrute de oportunidades de educación y formación regulares. Mantener Millennials impacientes ocupados y motivados con asignaciones especiales fuera de su ámbito de competencias de trabajo normal.

Mirar la geografía de la oficina. Puede que a usted le guste cerrar la puerta de su espacio de trabajo y que disfrute del silencio, pero Millennials prefieren un entorno de oficina abierta que fomente el intercambio de información y la colaboración.

Reducir las reuniones. Los Millennials y la Generación X no disfrutan las reuniones formales sin propósito tangible. Mantenga las reuniones esenciales, que sean relevantes y breves.

Escuchar a los todos los empleados no sólo los mayores. Todos deben sentir que sus ideas, preocupaciones y quejas son escuchadas. La Generación Millennial, en particular, necesita dar y recibir feedback, pero todo el mundo quiere saber que su voz cuenta.

Considerar múltiples canales de comunicación. Los Baby Boomers suelen querer un contacto personal, ya sea por teléfono o en persona, y ven el correo electrónico como distante y formal. Los Millennials y Gen Z han crecido con el correo electrónico y la mensajería por lo que se sienten cómodos con estos vehículos y no los encuentran impersonales.

¡No se desespere!

Trate de no ver cada cuestión o discrepancia que se plantea como un conflicto generacional (aunque a veces puede ser). Es más importante ser consciente del perfil y de las necesidades de sus empleados en general, y esto se puede lograr a través de retroalimentación frecuente y sincera en todas las direcciones y con todos los niveles.

¿Qué acciones tomarás en tu negocio y en tu vida, en este sentido?

Comentarios e Información:

josevillacis@actioncoach.com

www.coachpepevillacis.com Cel. (442) 263 3009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×


Cotice Aquí